hemocultivo

Hemocultivo: una prueba crítica en el laboratorio

El hemocultivo es un proceso al cual le debemos respeto. El laboratorio juega un papel muy importante en el diagnóstico de una infección del torrente sanguíneo (ITS) bien sea bacteremia o fungemia. No me detendré en conceptos muy teóricos pues puedes profundizar en nuestro curso online o conferencia en vivo.

Como microbiólogo clínico estoy seguro de que la pasión de nuestra labor es indispensable para el apoyo diagnóstico desde el laboratorio clínico. Son muchos los procesos dentro de un laboratorio, pero como especialista en microbiología clínica puedo ir más a fondo en esta área. Ese temor que nos embarga al momento de procesar muestras en el laboratorio es normal y es muy sano, recurre a la pasión, al colegaje, a los procesos y por qué no… a un amigo en microbiología como este proyecto de newmente a tu alcance.

¿Por qué un hemocultivo lo consideramos crítico?

Son múltiples variables por considerar, pero rescato las más importantes a mi parecer y conocimiento:

  • Un diagnóstico oportuno incrementa la tasa de supervivencia, por cada hora sin implementar un tratamiento antibiótico adecuado se incrementa la mortalidad en un 8%.
  • La principal fuente de infección del torrente sanguíneo es de origen desconocido (hasta en un 70%).
  • El volumen de sangre a inocular en cada botella es un factor clave que incrementa la sensibilidad de la prueba.
  • Se recomiendan 2 sets de hemocultivo, idealmente 3 por cada episodio séptico. Recolección de 20 a 30 ml para dividir en 2 o 3 botellas.
  • Una toma de muestra adecuada que disminuya el riesgo de contaminación de las botellas mejorará el diagnóstico y además impactará positivamente en la rotación de camas, disminución de costos y consecuencias no deseadas para el paciente.
  • Otros conceptos los encontrarás en nuestro curso

Esta criticidad se refleja incluso en las notificaciones sonoras y visuales de los equipos de hematología que nos indican “muévase” que tengo una botella (o más) positivas, deje de mirar celular, deje de conversar y póngase a procesar que la vida del paciente está en juego.

¿Qué hacer entonces ante una botella positiva?

  1. Tinción de Gram: Observar en el objetivo de aceite de inmersión no solo la morfología y resultado de la tinción (ejemplo: coco Gram positivo) sino también aquellas características que puedan aportar orientación de especie (ejemplo: coco Gram positivo en cadena morfológicamente compatible con neumococo).
  2. Subcultivo: El subcultivo siempre se realiza independientemente del resultado del Gram y si se observan o no microorganismos en la coloración. Siempre sembrar en agar sangre y/o agar chocolate suplementado. En función del resultado del Gram adicionar otros medios de cultivo de ser necesario (por ejemplo: un agar MacConkey, EMB, cromogénico, etc.). Te invito a participar con comentarios y/o preguntas o a escribirme al correo cursos@newmente.com para ampliarte un poco este concepto en caso de ser necesario. Nota: en bio-bacter cuenta con agares biplaca (dos agares en uno) como el agar sangre/chocolate, un ejemplo de asociación inteligente de dos medios de cultivo para ahorro y mayor facilidad en los procesos. En caso de una infección polimicrobiana optar por agares selectivos para cocos Gram positivos y bacilos Gram negativos (ejemplo: agar CNA y agar MacConkey). Si se observan hongos o hay sospecha clínica incluir agar Sabouraud o cromogénico para levaduras.
  3. Incubación: 35+/-0.5 °C o 37+/- 0.5°C. Agares que contienen sangre en atmósfera de CO2 al 5-10%.
  4. Lectura: cada 24 horas, reincubando en caso de ser negativas. Realizar dos lecturas durante cada turno, una a las 7am y otra a las 2pm, así en el día son dos montajes de identificación, antibiograma, confirmación de mecanismos de resistencia bacteriana y demás pruebas complementarias al proceso, así mejoramos la oportunidad en el reporte, siempre y cuando se informe de manera inmediata cada resultado y previa información al comité de infecciones intrahospitalarias sobre dicha mejora en la rutina. Nota: recuerda que la incubación de agares para hongos requiere más tiempo de incubación e incluso incubaciones a diferentes temperaturas (30°C y 37°C). Para botellas para anaerobios se requiere un subcultivo en agares para estos microorganismos con su atmósfera específica, tiempo de incubación mínima de 48 horas. No olvidar que si no hay crecimiento en agar o no se vean en la tinción se han de prolongar las incubaciones de los subcultivos sin que estas se desequen, individualizar al paciente y considerar otros microorganismos de crecimiento lento o con requerimientos especiales. Nota: se recomienda conservar los aislamientos obtenidos, de no ser posible por lo menos conservar la botella positiva por un par de semanas.

Te espero en nuestro curso para que profundices en más conceptos y conozcas cómo reportar resultados preliminares en hemocultivo.

hemocultivo

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.